BLOG | Tratamientos Estéticos

¿En qué consiste el rejuvenecimiento de plasma rico en plaquetas?

08/02/17 |0

El rejuvenecimiento de plasma rico en plaquetas o PRP, es uno de los tratamientos más avanzados que existe en la actualidad para el rejuvenecimiento facial con plasma rico en plaquetas. Este tratamiento estético es ideal para las personas que buscan mejorar considerablemente el aspecto de su piel, aumentar la firmeza, tener más luminosidad y, al mismo tiempo, suavizar de las arrugas que pueden estropear la belleza de un rostro. Por otra parte, el PRP es un estimulante celular muy intenso y ofrece un efecto rejuvenecedor que permite la estimulación de los fibroblastos.
Se trata de un preparado natural, el cual se obtiene del suero del mismo paciente. Es por esto que, si bien existen numerosos tratamientos para el rejuvenecimiento del rostro, el PRP es un método muy seguro, ya que evita alergias y otros efectos secundarios. Se trata de un procedimiento rápido de aproximadamente 20 minutos, que cuenta con grandes resultados que pueden durar hasta 18 meses.

 

¿Cómo se realiza el tratamiento de rejuvenecimiento facial con plasma rico en plaquetas?

 

El PRP es un tratamiento ambulatorio que se realiza en la consulta, por lo que se recomienda asistir a una clínica especializada. Lo primero que se debe hacer es una correcta limpieza y preparar con crema anestésica la zona en la que se va a realizar el tratamiento. A continuación, se hace una extracción de sangre del mismo paciente, con la cual se va a obtener el plasma rico en plaquetas luego de someterla a una centrífuga y activarla. De esta manera, se consigue una liberación de factores de crecimiento de las plaquetas y proteínas.
Finalmente, se vuelve a introducir en el paciente utilizando agujas finas. Es en ese momento en el que se comienza un proceso de respuesta celular para formar colágeno, una proteína encargada de reemplazar el tejido dañado o envejecido. Este tratamiento ofrece increíbles resultados, aunque el número de sesiones que se requiere dependerá de cada paciente; sin embargo, el efecto no es instantáneo ya que los factores de crecimiento del plasma rico en plaquetas tienen que actuar con el tiempo para estimular el tejido.
Como las plaquetas y sus factores de crecimiento se encuentran en la sangre y los mismos son los mediadores biológicos naturales que intervienen en el proceso de regeneración de los tejidos, este tratamiento estético es ideal para el rejuvenecimiento no solamente por los excelentes resultados, sino también porque no cuenta con factores de riesgo, como reacciones alérgicas o algún tipo de rechazo, debido a que el elemento utilizado es extraído del mismo cuerpo del paciente.
Aunque se trata de un proceso bastante seguro, es indispensable que se realice con un médico capacitado. De esta manera se podrá obtener resultados increíbles y será capaz de reincorporarse a las actividades habituales con total normalidad.

 

 

Datos a tener en cuenta para el PRP

 

Si bien el procedimiento autólogo conocido como PRP es muy seguro y cuenta con grandes beneficios, existen algunos datos que hay que tener en cuenta ya que, como todo tratamiento estético, requiere algunos mínimos cuidados.
Antes del tratamiento es importante que se realicen análisis de sangre y una historia clínica completa, sin importar la edad, el sexo o el estado general del paciente. De esta forma, se pueden descartar enfermedades pre-existentes y, en caso de que la persona cuente con algún tipo de trastorno sanguíneo o inmunológico, el PRP puede tener algunas contraindicaciones.
Por otra parte, por más que sea un tratamiento seguro no es posible realizarlo las veces que el paciente desee. Si bien las aplicaciones dependen de cada persona y de lo que el profesional considere mejor para cada uno, generalmente, se aconseja aplicar el plasma rico en plaquetas 2 o 3 veces al año y, más tarde, realizarlo anualmente para mantener activa la regeneración del tejido.
Es importante acudir a una institución seria, ya que no cualquier tipo de piel puede realizarse este tratamiento estético. Los pacientes con acné en actividad o quienes se encuentren atravesando un tratamiento médico por alguna patología en particular, no pueden ser sometidos a las infiltraciones con PRP, aunque esto dependerá del trastorno de cada persona.
Muchas personas piensan que luego de este tratamiento no necesitan usar protector solar gracias al rejuvenecimiento constante del tejido. Esto es totalmente incorrecto ya que es indispensable que luego de realizarse cualquier tratamiento médico para mejorar la calidad de la piel se utilice protector solar.

 

 

Sobre el autor

Dra. Mónica Milito

Médica especialista en Cirugía Plastica, Estética y Reparadora