BLOG | Cirugías Estéticas

¿Para qué sirve la cirugía de abdomen – Dermolipectomía abdominal?

15/05/17 |0

Tener el abdomen plano es considerado, desde hace muchos años, un símbolo de belleza y buena estética corporal. Es por este motivo que numerosas personas intentan conseguirlo por diferentes medios, pero se trata de una tarea difícil de lograr. El ritmo de vida que se lleva, la alimentación y las mujeres que pasaron por embarazos, hacen que el abdomen se vuelva flácido y se encuentre con diversos depósitos de grasa.
Deshacerse de la flacidez, la grasa alojada en el abdomen y, en aquellas personas que también acompañan al cuadro con estrías, se vuelve una situación casi imposible de revertir con dietas o ejercicio; sin embargo, existe la posibilidad de someterse a una cirugía de abdomen, conocida como dermolipectomía, la cual ayuda a definir y eliminar la grasa abdominal de forma muy eficaz.

 

Procedimiento de la dermolipectomía abdominal

 

 

La cirugía estética de abdomen conocida como dermolipectomía abdominal no es un procedimiento quirúrgico que ayude a adelgazar, sino que define la zona tratada y elimina los depósitos de grasa que no pueden resolverse mediante dietas o ejercicio. Dependiendo de cada paciente y cada caso particular, el proceso puede llevar de 2 a 5 horas.

 
Este método para recuperar la estética del abdomen requiere de dos incisiones. La primera es realizada en lo que se denomina línea del bikini, es decir, atravesando el pubis todo el ancho de la cadera, desde un hueso hacia el otro. La segunda incisión es en nivel del ombligo, con el objetivo de separarlo de la pared abdominal, aunque esto cambia en los procedimientos de mini dermolipectomía, pero el método quirúrgico dependerá de las consideraciones del cirujano y de las condiciones de cada paciente.

 
A continuación, el especialista despega la pared abdominal hasta el hueso xifoides. De esta forma, se dejan al descubierto los músculos rectos abdominales; que muchas veces están separados por el paso del tiempo o por embarazos previos; y se efectúa una plicatura, que consiste en la reparación de la pared abdominal, otorgándole una firmeza considerablemente mayor. Finalmente, se estira la piel hacia abajo lo más que se pueda para que el abdomen quede plano, se elimina el exceso cutáneo, se recoloca el ombligo, y se realizan las suturas. En la mayoría de los casos se dejan colocados drenajes para prevenir la formación de hematomas y seromas.

 
Es por los requerimientos del proceso quirúrgico que, generalmente, se utiliza anestesia general para realizar la dermolipectomía, para que el paciente se encuentre dormido hasta finalizar la cirugía de abdomen.

 

 

¿Para quién es recomendable la dermolipectomía abdominal?

 

 

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía estética para reafirmar y tonificar el abdomen son aquellas personas, sin importar si es hombre o mujer, que tiene una buena figura, pero con depósitos grasos o exceso de dermis en el área abdominal. Frecuentemente, las personas con estas características se han sometido a diversos tratamientos, dietas y ejercicios, pero no logran el resultado esperado.
Con la dermolipectomía se podrá obtener un abdomen plano, tonificado y bello, por lo que es muy recomendable especialmente para aquellas mujeres que han pasado por varios embarazos. Esto se debe a que, en dichos casos, la piel y los músculos de la parte estomacal se encuentran relajados, estirados y no pueden volver a su figura inicial. Además, es ideal para las personas mayores que han perdido la elasticidad cutánea por el paso del tiempo.

 

 

A pesar de esto, este proceso quirúrgico para mejorar la estética del abdomen puede no ser el indicado para las personas que cuentan con cicatrices previas en la zona a tratar, aunque en algunos casos podría resultar beneficioso. Es por esto que resulta indispensable realizar una consulta con un cirujano de confianza.

Postoperatorio y resultados

 

Durante los primeros días luego de haberse realizado la dermolipectomía, es posible que el abdomen se encuentre un poco inflamado y sentir algunas molestias como un poco de dolor, los cuales son controlados por fármacos recetados por el especialista. Según la extensión de la cirugía, el paciente y la evaluación del cirujano plástico, el paciente puede volver a su casa luego de algunas horas o permanecer en la clínica hasta el día siguiente.

 

El abdomen se mantendrá con vendajes y faja durante el tiempo que se crea conveniente, por lo que es importante que se sigan las instrucciones del especialista para cambiarlas y realizar diversas tareas como bañarse. Si bien puede que algunos casos necesiten reposo, se debe comenzar a caminar lo antes posible y no realizar actividades que requieran de mucho estiramiento. Finalmente, los puntos exteriores son retirados entre los 5 y 7 días, mientras que los internos se quitarán en 2 o 3 semanas.

 

La dermolipectomía ofrece resultados excelentes y, en la mayoría de los casos, los mismos suelen ser permanentes si el paciente es capaz de seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio moderado de manera habitual. La cicatriz es poco visible y gracias al lugar en el cual se sitúa, puede disimularse de diversas formas.

 

Por otra parte, se trata de un proceso quirúrgico muy seguro si se realiza con un cirujano cualificado en una clínica estética recomendada; sin embargo, siempre existen pequeños riesgos y complicaciones como infecciones luego de la cirugía. A pesar de esto, la mayoría de las complicaciones pueden ser tratadas y mejoran en un corto período de tiempo.

 

Sobre el autor

Dra. Mónica Milito

Médica especialista en Cirugía Plastica, Estética y Reparadora